lunes, 17 de diciembre de 2007

DE AUSENCIAS

Te echo de menos, que es como decir que te pienso tanto, y tanto, a lo largo del día, que se me hace eterno el momento de volver a verte. Da igual si te veo o no, te echo de menos si no te veo y te echo de menos a los cinco minutos de despedirnos. Con tu voz me pasa lo mismo. Hay momentos en que necesito escucharla, aunque sepa que no estás disponible para mí, aunque la cotidianidad te secuestre ocho horas y, después, mil cuestiones más te retengan hasta tarde. Yo procuro esperar pacientemente mi turno, lo juro, y entretengo mi nostalgia intentando no pensar en ti, pero contigo me pasa como con el chocolate, que cuanto más intento dejarlo más me apetece.
Pero ¿cómo no voy a echarte de menos si estás en todo lo que hago, en lo que no hago, en lo que pienso y digo, en lo que no digo aunque lo piense? Estás presente en todo mi ser, aunque ausente, que es tu forma exacta de habitar en mí.

Antiguos comentarios:

Bello y lleno de verdad...
Sin más palabras
Enviado por marysantiago200601 23/04/07 19:19

Gracias, Mary...
Y feliz día del libro. :)
Enviado por esteruca 23/04/07 21:10

Gracias por tu mensaje, aún no manejo bien la página, vi tu mensaje y no sé dónde contestarlo. Te felicito por tu blog. Proserpinapluto
Enviado por proserpinapluto 25/04/07 04:15