lunes, 17 de diciembre de 2007

SÓLO PARA ATREVIDOS

Si me aceptas un consejo, te diré que vivas sin miedo lo que te toque vivir, y no sufras con lo que ha de venir, ¿para qué?, si no está en nuestras manos abarcarlo... Vívelo todo como hay que vivirlo, con el gesto de un saltador olímpico que, con los ojos cerrados y el rostro hacia el cielo, llena los pulmones de aire un instante antes de saltar y zambullirse en la piscina. El placer, también el riesgo, está en el salto, no en su ejecución. Ése, el resultado, ya lo juzgarán los jueces, pero que no te preocupe demasiado...
Yo te doy un diez por seguir a tu corazón, por lanzarte tras él, aunque caigas de cabeza, de medio lado o te pegues un planchazo. Yo te doy un diez, no por ser tu juez, sino quien salta a tu lado.

Antiguos comentarios:

Dulce caída
Tan solo es una reflexión, pero solamente él, tu propio corazón, es el único que jamás te defraudará ni decepcionará, sigue los impulsos que te dicten sus latidos y aun así, sin alcanzar aquello que más deseas, siempre tendrás el consuelo de haberlo perseguido, y de haber sido sincero y honesto contigo mismo. Y como dijo, Sabina "Si eres trapecista, hay que estar al loro y saltar sin red". Dulce caída.
Enviado por viernes 01/06/07 19:24

Ídem ;)
Enviado por esteruca 02/06/07 21:45