lunes, 17 de diciembre de 2007

UN DÍA DE PLAYA


Días atrás sentí la acuciante necesidad de ir a la playa. Me extrañó, porque en realidad nunca me ha gustado demasiado. No soporto el calor asfixiante que parece concentrarse allí más que en ningún otro sitio, añadido al fuego que parece desprender la carne de cientos de personas apiñadas en busca de un metro cuadrado de espacio, tumbadas a la parrilla, algunas bien hechas, otras vuelta y vuelta, casi todas rebozadas de arena… Para mí es insufrible la empalagosa sensación que deja la mezcla de sudor, crema solar y arena en la piel. Y si te bañas para librarte un poco de esa sensación, al rato, tu piel amenaza con convertirse en un pergamino tirante y reseco, salado como la piel de un bacalao. Así que, de nuevo, crema, sol, arena y vuelta a empezar. No, en definitiva no me gusta.
Por eso me extrañó tanto oírme decir que me apetecía ir a la playa. Igual se había apoderado de mí algún extraño espíritu playero que me hacía decir esas cosas... Le estuve dando vueltas y más vueltas hasta que lo comprendí.
Comprendí que quería ir a la playa, pese al calor, el agobio y la gente, simplemente, por buscar pechinas para ti. Tú ya me entiendes...

Antiguos comentarios:

El mar
Tu mar
El mar tendido como un libro de versos
Las aguas que están besando el suelo mecido en siglos que recogen tus ojos [...] (Pureza Canelo).

Basta con cerrar los ojos frente al mar, no ver más la gente, el agobio, la arena que golpea la piel, solo escuchar sus sonidos y oler el mar, tomar esa playa para uno nada más, sentir la presencia de alguien especial y entonces ves cómo cambia el paisaje...
Enviado por marysantiago 14/08/06 17:27

En realidad el mar me encanta. Soy una enamorada total del mar. Siempre que puedo me acerco a contemplar cómo rompen las olas. Pero más que nada en otoño o invierno, cuando no hay nadie en la playa y puedes disfrutar a solas de su rumor y de su olor. El mar del verano es diferente. Se convierte en una piscina de agua salada, en un sucedáneo.
Enviado por esteruca 14/08/06 23:00

Es diferente porque para nosotros en la playa siempre es verano, te doy el punto como decimos, en época de feriado donde hay mucha gente se torna insoportable y trato de ni acecarme, por lo demás soy una total enamorada y apasionada del mar...
Enviado por marysantiago 15/08/06 16:30

¿De dónde eres, Mary, que siempre es verano? ¿De Canarias?
Enviado por esteruca 16/08/06 17:06

De mucho más lejos...
pues no soy de Canarias... Soy de Venezuela... Un poquito lejos, verdad?
Enviado por marysantiago 16/08/06 22:30

Dicen...
que la casa de un amigo nunca está lejos. ;)De Venezuela también es farfalla, que, por cierto, hace mucho que no se conecta. Un saludo a mis dos venezolanas preferidas :)
Enviado por esteruca 17/08/06 09:47

Eso es cierto...
pero ya sabes en Venezuela tiene la casa de una amiga... gracias por ser una de las venezolanas preferidas...
Enviado por marysantiago 17/08/06 17:38