viernes, 21 de noviembre de 2008

CRÓNICA INTERRUMPIDA DEL VIAJE QUE NUNCA HICIMOS

–Monsieur, si’l vous plait, combien coute aller d’ici a cet hotel? –pregunté al taxista, extendiendo ante sus narices un plano al revés, y empleando un francés más macarrónico de lo que me hubiera gustado después de haberlo estudiado tantos años.


El taxista se quedó un instante pensativo, sin duda barajando la posibilidad de timarnos el máximo, y finalmente dijo: 75 dirhams. Teniendo en cuenta que en las notas que había recopilado antes de viajar a Marrakech figuraba que 6,5 dirhams equivalían a 60 céntimos de euro, me pareció excesivo: eso suponía casi 8 euros. Como estábamos agotadas del viaje en avión y era la primera toma de contacto con el país, no quise discutir, así que le dije: “Cinquante dirhams; il est tout l’argent de que je dispose”. El taxista aceptó de mala gana y metió las mochilas en el coche.


Cuando nos acomodamos y finalmente el taxi arrancó, miré a mi compañera de viaje. Su rostro reflejaba el cansancio del vuelo, pero también la mirada ávida del viajero que llega a un país que desconoce pero que sabe que le va a fascinar. Sus ojos se posaban en todo, como queriendo grabar en su retina cada instante, cada detalle, el niño que volvió la mirada al vernos, el anciano de paso cansino, las jóvenes de rostro cubierto y mirada serena… Ella lo observaba todo y yo la observaba a ella, feliz de estar allí, a su lado, y de poder compartir todo lo que nos esperaba en aquel hermoso y mágico país. Finalmente volvió la vista hacia mí y me sonrió.


Esto va a ser una pasada… –dijo. Le devolví la sonrisa y, asintiendo con un guiño cómplice, le contesté: Sí, una auténtica pasada…

3 comentarios:

Bernabé dijo...

Très bien... Je suis très jolie pour vous mon cherie amie...

Más o menos así se dice, no? já... yo también estudié algo, pero en mis alos de secundario y se me olvidó mucho, al igual que lo de los tildes, tal vez están al revése incluso falten.

Me alegra que hayas podido ir a Paris y sobre todo bien acompañada...

Un abrazo!

Bernabé dijo...

jo... acabo de recordarlo.. es 'ma chérie amie'

Excuse moi... (XD)

Esteruca dijo...

Jajaja, estás excusada por tu francés, que ya veo que es como el mío...
Pero no era un viaje a París, sino a Marrakech, un viaje que soñamos hacer una antigua amiga y yo y que, amentablemente, nunca llegamos a materializar.