viernes, 21 de diciembre de 2007

ADIÓS, AMIGA

Adiós, amiga.
Me despido de ti
como quien ve alejarse un barco
con el mayor tesoro.
Como quien pierde un tren
que no debió dejar marchar
y que ya nunca más
podrá alcanzar.
Adiós, amiga.
Me despido de ti
y de la vida,
que se me escapa hoy a borbotones,
como las lágrimas.
Adiós, amiga.
Me despido de ti
y del amor,
que me mantuvo viva cerca de ti.
Adiós, amiga.
Gracias,
simplemente,
por haber estado
siempre
ahí.