viernes, 28 de diciembre de 2007

CUÉNTAME UN CUENTO

¿Quién no ha escuchado esta frase alguna vez de la boca de un niño?
Difícil elección. Te vienen a la memoria los cuentos de siempre, los que tienen final feliz, y me pregunto por qué les explicamos a los niños cuentos que poco o nada tienen que ver con la vida. Se manipulan las historias, se adornan y visten de fantasía, pero se las priva de realidad, con lo que flaco favor se les hace. Deberíamos ayudarlos a enfrentarse al mundo que les legamos, que tiene sus cosas buenas, pero también malas, y para ésas deberíamos prepararlos, porque son las que les harán sufrir. Y con ello no me refiero a robarles la inocencia, por supuesto que no, ese don debemos conservarlo hasta la muerte, pero no hay que confundir inocencia con ingenuidad. No podemos dejar que los niños crezcan, como lo hicimos nosotros, pensando que todo es maravilloso en la vida, que hay un príncipe azul esperándonos a la vuelta de la esquina, que todo lo malo se resolverá como por arte de magia al final de la historia, porque entonces se darán de bruces contra el muro. Los cuentos son un arma de doble filo. Deberían servir para despertar consciencias, no para adormecerlas; deberían permitirnos ver la puerta escondida en el muro y dotarnos de la fuerza de espíritu necesaria para franquearla y seguir adelante. Porque la triste realidad es que algunos niños son Caperucitas y Caperucitos* que se encuentran con el lobo y éste, que no siempre es atrapado a tiempo por un cazador, los rapta porque es un pederasta a quien para nada le interesa la abuelita; la realidad es que los príncipes llegan borrachos a sus casas y golpean a las desencantadas princesas hasta dejarlas inconscientes, cuando no dormidas** hasta la eternidad entre los lloros desconsolados de unos pequeños, que no son precisamente enanitos, aunque alguno, por su edad, lo parezca. ¿Qué cuento les explicas a esos niños? Y podría seguir dando ejemplos y más ejemplos de cuentos que tienen su correspondencia macabra con la realidad, pero para qué, ya los conocemos todos, basta con que veamos el telediario o leamos el periódico. Así que mejor pídeme un cuento otro día, uno en que no esté tan negativa como hoy y regrese ese espíritu fantasioso que se adueña de mí cuando soy capaz de darle la espalda, por un rato, a la realidad y sueño que todo es posible si se desea con la suficiente fuerza.
* Yeremi Vargas y Madeleine McCann siguen desaparecidos, por citar dos casos de actualidad.
** 35 mujeres fallecieron a manos de su pareja o ex pareja, entre enero y junio de 2007.


Antiguos comentarios:

Realidad o fantasía...
Hemos conversado antes sobre la decepción que crea esperar por el príncipe azul y descubrir que no existe, a veces con mis casi 40 sigo creyendo en el fondo de mi alma en esos cuentos de hadas que tanto me gustaban cuando niña y que terminan con un final feliz, pero cuando la realidad nos da de cachetadas me pregunto ¿Por qué no me enseñaron que el mundo no es como en los cuentos? Era tan feliz con esas historias que la realidad ha golpeado más duro, pero también pienso si ese "espíritu fantasiado" que se adueña de nosotros, quizás nos ayuda a mirar adelante con esperanza de un mañana mejor y quizás, quizás nuestra mente se haga fuerte para contribuir a lograrlo.
Enviado por marysantiago200601 09/07/07 16:18

... Ojalá tengas razón, ojalá tengamos la posibilidad de contribuir con nuestro pequeño granito de arena a hacer un mundo mejor.
Enviado por esteruca 09/07/07 19:35

Aun así...
... aun así no rompamos la frágil inocencia de los niños. La vida es dura para los adultos y también para ellos, pero no veamos solo los hombres grises de Momo (M. Ende 1997?) Cada uno desde su pequeña tarima ciertamente puede contribuir a hacer esta sociedad algo más digna. Dejemos a los niños ser niños, ayudémosles a dejar su Peter Pan y construyamos este mundo adulto más responsable y respetuoso (ésta si es una difícil tarea...). A ti, ilustre escritora, mi mayor deseo que destierres estas sombras de tu espíritu y recuperes tu armonía.
Enviado por viernes 11/07/07 08:38

Gracias, viernes
Estoy en ello...
Enviado por esteruca 11/07/07 09:34