jueves, 27 de diciembre de 2007

ESPÉRAME EN LA ORILLA DE TU MAR

Espérame en la orilla de tu mar
cuando atraque en el puerto la tristeza.
Espérame en tu mar de espuma juguetona
y olas tibias de caricias.
En tu mar, seré tu abrigo.
En mi mar, serás sirena.
Espérame en la costa al naufragar
y seré el viento que amaine tempestades
en las tardes perfumadas de risas y anís.