martes, 13 de enero de 2009

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA...


Seguro que estos días habéis oído hablar de la campaña publicitaria de los autobuses iniciada en Inglaterra y que ha llegado ya a España (los primeros ya circulan por Barcelona).

A mí, la verdad, que se entable una polémica entre ateos y creyentes por un mensaje de ese tipo me parece absurdo y una manera indirecta de conseguir mayor difusión para la campaña.

Yo propongo que iniciemos nuestra propia campaña de mensajes. Aquí os dejo mi aportación:

Crisis nuestra que estás... por todas partes.
Repudiado sea tu nombre.
Se hace tu voluntad aquí en la tierra como en el cielo (léase Iberia y demás).
El pan nuestro de cada día nos lo quitas hoy
y no perdonas nuestras deudas, y sí las de nuestros deudores.
Y nos dejas caer en la tentación, sin librarnos del mal.
Amén.

Santa crisis, ¡madre de dios!,
ruega por nosotros, endeudados,
ahora y hasta la hora de nuestra jubilación.
Amén.

Se aceptan más propuestas... :)