miércoles, 29 de abril de 2009

Vamos a rodear a Benedetti


Mario Benedetti lleva ingresado desde la semana pasada en una clínica en Uruguay por un empeoramiento de su delicada salud, a la que ya me referí el año pasado con motivo de otro ingreso.

Algunos de sus amigos quieren rendirle homenaje y darle apoyo en la distancia leyendo uno de sus poemas en forma de cadena poética, a modo de singular “rezo”. La iniciativa lleva por nombre Vamos a rodear a Benedetti.

El poema propuesto es el siguiente:

HASTA MAÑANA

Voy a cerrar los ojos en voz baja
voy a meterme a tientas en el sueño.
En este instante el odio no trabaja
para la muerte que es su pobre dueño
la voluntad suspende su latido
y yo me siento lejos, tan pequeño

que a Dios invoco, pero no le pido
nada, con tal de compartir apenas
este universo que hemos conseguido

por las malas y a veces por las buenas.
¿Por qué el mundo soñado no es el mismo
que este mundo de muerte a manos llenas?

Mi pesadilla es siempre el optimismo:
me duermo débil, sueño que soy fuerte,
pero el futuro aguarda. Es un abismo.

No me lo digan cuando me despierte.

Yo me sumo a la cadena y leo éste y otros, todos los poemas que pueda, por si la fuerza de la palabra unida es capaz de llegarle de algún modo y de infundirle la fuerza que necesita para tirar adelante.


¡Suerte, maestro! Estamos contigo.

7 comentarios:

kikofen dijo...

me sumo tambien a apoyar a este genio universal y eterno. un saludo y enhorabuena por el blog...

Esteruca dijo...

Gracias, kikofen, pues lo dicho: vuelve siempre que quieras. Eres bienvenido.
Un beso escarlata

Lu dijo...

Rodeémoslo.

Mary dijo...

Amiga, hay personas que pasan por la vida y hay personas que llenan la vida y definitivamente Benedetti gracias a su obra ha sido de los segundos... Besos

Esteruca dijo...

Tienes razón, Mary. Por lo menos llena la mía. :)

PIZARR dijo...

Pues rodeemos a Benedetti, ese poeta único y maravilloso que anda pachucho.

Me encanta su poesía... TODA ...

Por otro lado, gracias por tus palabras y por compartir con nosotras las buenas noticias.

Un abrazo

Esteruca dijo...

Hola, Pizarr, guapa. ¡Qué contenta estoy por vosotras! Si es que tanta energía positiva unida, por fuerza tenía que obrar el milagro...
Besos a dos bandas