jueves, 27 de diciembre de 2007

DE LA GEOMETRÍA DE LOS BESOS EN LA MEJILLA

He llegado a la conclusión de que los besos que nos damos por costumbre al despedirnos de alguien acaban siendo no-besos, simples contactos furtivos de mejillas o pómulos y labios chasqueando al aire. Si no me crees, haz la prueba: intenta darte un beso en la mejilla con alguien que te importe (de lo contrario, ya está bien el no-beso) y verás que es improbable coincidir. Si tus labios están en su mejilla, es geométricamente imposible que los suyos estén a la vez en la tuya. Así pues, dada su ineficacia como besos, deberíamos desterrar esa costumbre de dárnoslos a la vez. A los partidarios del beso-beso os recomiendo esta técnica: poned la mejilla para que os besen con los labios y, después, besad de igual forma. No importa que sea un beso, dos o tres, ni la mejilla por la que empecéis (eso dependerá del país en el que estéis), lo realmente importante es que en cada beso os dejéis el alma, que ese gesto silencioso sea la promesa de un volveremos a vernos.


Antiguos comentarios:

Hello
¿Sabes? Es muy cierto lo que dices acerca del beso en la mejilla. Me encantó el razonamiento. Muy bueno. Lindo día
Enviado por monchisjr 01/03/07 14:12

Bienvenida, mochisjr
Celebro que te guste. Ahora, ya sabes, a practicar ;)
Enviado por esteruca 01/03/07 15:00

Holas!!!!
En mi familia cercana se practica el beso-beso, ya que el no-beso es por compromiso. Besos-besos. Maika
Enviado por be_monkey666 05/03/07 22:31

Gracias
Un besote-besote pa ti también :))
Enviado por esteruca 05/03/07 23:27