sábado, 24 de mayo de 2008

DE PRIMAVERAS





A ti, que fuiste primavera en mis otoños, hoy te digo adiós.
Igual que las estaciones llegaste a mi vida para marcharte. Yo lo sabía, sabía que ocurriría, y por eso acudí a tribunales, firmé instancias, solicitudes, consulté oráculos, visité a magos, pero todo fue en balde: la primavera no puede ser eterna. Sigue la ley natural, me dijeron todos. Se marchará, pero no te preocupes, volverá. Pero a mí no me bastaban sus palabras, buscaba certezas, milagros, porque sabía que jamás volverías si te ibas. Te marcharías para siempre, dejando huérfanas mis estaciones. Aun así, no desistí en mi empeño de conservarte, pero de nada sirvió. Conseguí atrasar el reloj de los instantes robados un tiempo, y finalmente pasó: te hiciste silencioso invierno y un viento helado congeló, para siempre, nuestras risas y cuarteó nuestros abrazos.

A ti, que fuiste primavera en mis otoños, hoy te digo adiós.

6 comentarios:

Joselu dijo...

Terrible, desolador, intenso, cargado de emoción y de autenticidad.

Esteruca dijo...

Gracias, Joselu.
Me ha encantado verte por aquí.
Vuelve siempre que quieras. Eres bienvenido.
Un saludo escarlata
ESTER

Helena dijo...

El invierno es muy frio,y muy duro,pero la primavera siemre vuelve,y despues de ella el verano.

Esteruca dijo...

Las estaciones naturales, aunque andan algo desorientadas con tanto efecto invernadero, siempre vuelven, tienes razón; pero son esas otras, las estaciones "íntimas", las que dictan sus propias leyes.
Un abrazo escarlata, Helena.
Gracias por dejarte sentir por estas tierras, donde no siempre reina el invierno. ;)

Gabriela Bruch dijo...

hola, me gustó esto de analogar las estaciones, losciclos naturales con los intensamente íntimos.
me alegra haberme pasadopor aquí, te voy a linkear
besos
desde los malos ayres
argentina

Esteruca dijo...

Muchas gracias, Gabriela, por pasarte por aquí. Espero que nos visites a menudo. ;)
Y gracias por el link. Se agradece la difusión.
Un beso